¿Alguna vez has pensado que te gustaría tener un perfil más definido y armonizado? Si la respuesta es que sí, te sugerimos que sigas leyendo; porque hoy te presentamos la armonización facial, una de las técnicas más demandadas para lidiar con ello.

Junto con el labio, el tratamiento del mentón y mandíbula son los puntos claves para mejorar el tercio inferior. La armonización facial consiste en la aplicación de pequeñas infiltraciones de ácido hialurónico en la zona de la mandíbula o mentón, con el fin de definir el perfil.

Beneficios que aporta la armonización facial

Realza las facciones y corrige las asimetrías

Con este tratamiento se pretende realzar la belleza natural de la persona que se somete a ella, potenciando así los puntos fuertes y suavizar los posibles defectos.

Disimula la flacidez y rejuvenece

Este tratamiento, además de corregir y realzar las facciones; tiene otro beneficios como tersar la piel y aportar luminosidad, así como rejuvenecer la zona tratada sin afectar a la forma natural del rostro.

Proporciona mayor seguridad

Como todo tratamiento estético, se suele realizar tras la observación de un pequeño defecto o imperfección; que, en muchas ocasiones puede ocasionar un complejo. Al ser un tratamiento orientado a la suavización de asimetrías e imperfecciones del rostro, potenciando los puntos fuertes; esos defectos que nos molestaban desaparecen, así como los posibles complejos que los acompañaban. Por lo que, una vez realizado el tratamiento te sientes más segura y confiada, sacando la mejor versión de ti en todo momento sin cambiar tu esencia.

Recuerda que cualquier cambio debe ser una decisión que debes tomar para sentirte mejor contigo mism@ y sentirte más segur@. Esperamos que este post haya sido de ayuda. Nuestro Equipo Médico siempre está a tu disposición en tu primera consulta sin compromiso. Pinche aquí para pedir tu cita.